Coronavirus en Argentina: Purmamarca crea un mercado online con artesanías y vouchers de hoteles


Purmamarca, puerta de acceso a la Quebrada de Humahuaca (Jujuy​) y emblemático destino del Noroeste Argentino, creó un mercado de productos turísticos online para sobrellevar la pérdida de ingresos a causa del coronavirus, que incluye tejidos, cerámicas y pinturas artesanales hasta hospedaje a futuro.

La Plaza 9 de Julio de esta localidad se caracterizaba por un incesante hormiguear de turistas convocados por el Mercado de Artesanías, donde ofrecían sus productos artesanos y pequeños emprendedores, quienes de un día para otro se quedaron sin ese trabajo, al comenzar la cuarentena.

Tras unos 20 días de inactividad -Jujuy inició el aislamiento una semana antes que el resto del país- los productores decidieron armar una plataforma de venta por internet, para lo que tuvieron el respaldo de autoridades de Turismo local.

Tejidos, cerámicas y pinturas artesanales, para del emprendimiento online de Purmamarca, Jujuy (Shutterstock).

Tejidos, cerámicas y pinturas artesanales, para del emprendimiento online de Purmamarca, Jujuy (Shutterstock).

De esa manera, utilizaron el dominio oficial y crearon el sitio www.purmamarca.gob.ar/mercado, similar a plataformas como Mercadolibre o Ebay, con pago electrónico pero sin comisión alguna, por lo que el vendedor recibe el 100% de lo que paga el comprador.

Para acceder al catálogo, los productos deben ser hechos en Purmamarca o alrededores, genuinamente artesanales y que se puedan enviar a domicilio.

La iniciativa no incluye a revendedores que operaban en el mercado de la plaza, con productos de Bolivia y Perú, y se extiende al rubro alojamiento, que ofrece vouchers con hasta un 50% de descuento y validez por un año.

Mirá también

También tiene un espacio para “Donaciones”, destinado a ayudar a quienes no pueden enviar los productos que ofrecían al público, como los gastronómicos callejeros o quienes ofrecían sus llamas para fotos con los turistas, a cambio de una colaboración.

Para explicar el impacto en el sector, Sergio Aramayo, uno de los administradores del sitio e impulsores de la propuesta, comentó que “en un buen momento de temporada, un puesto de los que mejor trabajaba en la feria vendía entre 15.000 a 20.000 pesos por día”.

“Pero una semana antes que empezara la cuarentena a nivel nacional, llamaron de Turismo y nos dijeron ‘mañana se cierra y todos se tienen que ir’, y desde entonces la gente está aguantando con ahorros, gracias a que tuvimos un buen carnaval”, añadió.

Vista de Purmamarca, Jujuy (Shutterstock)

Vista de Purmamarca, Jujuy (Shutterstock)

Aramayo precisó que, como lo indica el sitio en su portada, se venden productos auténticamente regionales de las tejedoras de lana de llama y oveja, obras pictóricas, esculturas y cerámica.

Los vouchers para hospedaje en hoteles, cabañas y apartamentos, entre otros, “tienen descuentos que van del 20% al 50% y validez hasta marzo de 2021, por lo que el cliente paga un porcentaje del valor real, con un precio fijo garantizado”, explicó.

“Entre no vender y vender a futuro aunque sea por la mitad del precio, al menos cubrís gastos de mantenimiento del establecimiento, porque igual hay que pagar servicios como la luz y otros”, comentó Aramayo.

Mirá también

La plataforma está operativa desde el lunes 30 de marzo pero este fin de semana lanzan una campaña de difusión en redes sociales, para hacerla conocer a nivel masivo.

El emprendedor comentó que, de todos modos, “ya tenemos gente que nos visita para ver los productos, o que se está registrando para comprar, y hubo algunos encargos para consumo individual, pero también tenemos una vía abierta para revendedores”.

Desde la Comisión Municipal de Purmamarca, el secretario de Turismo y Cultura, Alberto Castagnolo, dijo que se trata de un emprendimiento del sector privado, al que apoyan desde el gobierno comunal, debido a la crítica situación en que se encuentran.

Mirá también

Castagnolo describió que antes de la cuarentena, las 1.100 camas de Purmamarca -entre hoteles, cabañas, hosterías y otros- venía con ocupaciones del 30% al 60%, pero bajaron a cero cuando los huéspedes debieron volver a sus lugares de residencia.

“Después vino una baja del 100% de las reservas para Semana Santa, y ahí los hoteleros estuvieron bastante complicados, porque algunos turistas aceptaron correr sus reservas o recibir un voucher para cualquier momento del año, pero la mayoría pidió la devolución del dinero“, agregó.

Aramayo, quien se desempeña en el rubro hospedaje, acotó que en 2019 no hubo una temporada alta sino una ocupación estable cercana al 70%, con picos de 100% en fines de semana largos y vacaciones de invierno, y que el turismo normalmente “explota en febrero, para carnavales”.

Télam